El toldo para terrazas es el elemento esencial para protegerse del sol en verano. Como todos los productos, deben cumplir una serie de parámetros, tanto para proteger de los agentes atmosféricos, como ser lo suficientemente resistente para que estos agentes no lo estropeen al poco de ser instalados.

¿Qué tipo de toldo elegir?

Esa es la primera pregunta que debes hacerte. Hay varios tipos de telas exteriores en el mercado.

El monobloque:

También llamado “toldo tradicional”, este toldo combina elegancia y robustez. Su lona plegada no está protegida de los elementos, por lo que es ideal para terrazas o balcones protegidos por un voladizo.

El toldo para balcones:

Como su nombre indica, está especialmente diseñado para balcones. Estético, fiable y robusto, este toldo protege perfectamente su espacio exterior gracias a su amplia gama de inclinaciones.

El semi gabinete:

Este es el inteligente compromiso entre el toldo cofre y el toldo tradicional. Este toldo, también conocido como “toldo cofre”, protege con su tejido de los elementos, a la vez que es más discreto y ligero que el toldo cofre.

El tronco integral:

En ausencia de un voladizo en el techo, el tronco protege completamente su lona y sus brazos de los elementos con una caja de aluminio. Su estructura le permite soportar dimensiones de hasta 7 metros de longitud y hasta 4 metros de antelación.

¿Cuál es la exposición de su terraza?

Sur: Disfrutará de su terraza durante más tiempo con ese tipo de orientación, siempre que esté debidamente sombreada por un toldo de tamaño suficiente. Para tener una buena profundidad de sombra en su terraza, elija un toldo con una proyección mínima de 3,00 metros porque los rayos del sol son oblicuos (aproximadamente 70° sobre el suelo).

Al oeste: Si su terraza está al oeste, los rayos del sol brillaran y deslumbraran sus ojos al final del día: elija un toldo enrollable o con un avance de 4,00 metros

Al este: Por la mañana y hasta bien entrada la tarde cuando su terraza estará soleada. Utilice una hoja de papel para comprobar la sombra proyectada en el suelo. Dependiendo de la posición de la hoja y de la sombra proyectada en el suelo, determine las dimensiones ideales de su toldo. Recuerde colocar la hoja a una altura mínima de 2,00 metros.

Hacia el norte: Si su terraza está orientada hacia el norte quizá no necesita ninguna protección para el sol, depende también de la zona y del calor diario.

Elegir la forma correcta de hacer avanzar su toldo

La proyección (que corresponde a la extensión de los brazos) y la inclinación de su toldo determinarán la profundidad de la sombra proyectada en su suelo. Generalmente, los fabricantes ofrecen longitudes que van de 1,50 a 4,00 metros. Atención, como se mencionó anteriormente, por debajo de los 3.00 metros, la sombra real bajo el toldo se reducirá a unos 2.00 metros debido a la inclinación de los rayos del sol.

Elija el ancho correcto de su toldo

Por último, dentro de su presupuesto, por supuesto, asegúrese de elegir el ancho de toldo más amplio posible. Si su toldo tiene 6,00 metros de ancho, dependiendo de la posición del sol, perderá aproximadamente 1,00 m de sombra útil en los laterales. Así que elija un toldo de al menos 4,50 metros si su terraza lo permite.

 

Fuente: https://www.elcorreogallego.es/tendencias/ecg/elegir-toldo-adecuado-exterioresa/idEdicion-2019-02-15/idNoticia-1166097

Cubrir con un buen toldo ventanas, balcones y terrazas es posiblemente la mejor solución para soportar las horas de sol en los meses más calurosos del año. Te contamos algunas ideas para cambiar la tela de tu toldo.

Su mecanismo puede durar en perfectas condiciones muchos años, pero no tanto su tela, la más sufrida con diferencia. Cortes, rasguños y un desgaste en general, suele ser su mal más común. Te proponemos 5 ideas para actualizar la tela de tu toldo, y disfrutar así al máximo de tu jardín o terraza, resguardándose de los temidos rayos solares.

Tela de poliéster

La tela de poliéster, es la más barata de todas. Por eso, como te imaginarás no te va a durar muchas temporadas, pero sí te sacará del apuro un par de años. Una solución rápida para los que sobre todo buscan precio. Como en los casos siguientes hay una variedad inmensa de colores y estampados. Además del clásico de rayas, hay tonos de un solo color o con motivos originales. Recuerda que cuanto más oscuro sea el color de la tela, más alto será el porcentaje de los rayos UV filtrados. La parte negativa de elegir un tono muy intenso, es que en el caso de usarlo en ventanas, también reducirás la entrada de luz dentro de casa.

Este tipo de de lona sólo deberíamos usarla en toldos que no tengan una exposición prolongada a los rayos del sol (por ejemplo en zonas de sol y sombra). Y siempre que podamos, completarlo con un cofre o semicofre, para protegerlo en los meses en los que permanece guardado

Tela acrílica

A mitad de camino entre las más y las menos resistentes están las telas acrílicas. Su gran ventaja es que filtran más del 80% de los rayos UV. Este tipo de telas toleran bastante bien tanto el viento, como la humedad. Normalmente no se suelen desgarrar ni estropear a la primera de cambio. Posiblemente el único “pero” que le encontramos es el tema de la ventilación. Si instalas en tu terraza una pérgola con este tipo de toldo, es posible que acuséis más el calor debajo. Las telas acrílicas se pueden usar tanto en estructuras de brazos, como de cortina, balcón o pérgolas.

Tela microperforada

Es la más moderna de todas, una tela especial y muy técnica. Su nivel de filtración de los rayos UV sube hasta el 94%. Y a la vez tiene la gran ventaja de permitir la evacuación del aire caliente acumulado bajo la tela, gracias a su sistema microperforado (de esa forma se reduce la temperatura debajo de tu toldo y evitamos el efecto invernadero tan incómodo y bochornoso). Aún así recuerda que todos los toldos agradecen que no los recojas cuando están húmedos.

Este tipo de telas, es la más recomendada en terrazas por su peso. En un balcón se podría usar pero, posiblemente tendrías que motorizar el accionamiento para no acabar cada día con dolor de brazos. Además, es conveniente aspirarlo de vez en cuando para eliminar el polvo, y en caso de tener manchas, usa con cautela agua y jabón sobre ellas.

Lona screen

El tejido screen se compone de fibra de vidrio y un recubrimiento de PVC. No es como el de las cortinas que estás acostumbrado a ver sino que es mucho más gruesa. Su gran ventaja, es que retiene el calor en la parte exterior permitiendo que pase la luz. Su tejido dispone de micro-poros, que permiten la respiración de la tela. Por supuesto si lo que quieres es que además de protegerte del sol, lo hagan de la lluvia, esta no es tu tela.

El principal inconveniente de esta tela es que es sensible a la rotura, sobre todo a consecuencia de los cambios de temperatura. Pero, si lo vais a instalar en una zona no demasiado expuesta al sol, aguantará bien varias temporadas.

Tela de PVC impermeable

La tela de PVC impermeable, se usa mucho en comercios o en terrazas, donde se quiere disfrutar del exterior a pesar de las condiciones climáticas. Este tejido se compone de fibras de poliéster y un recubrimiento de PVC en ambas caras del toldo. De esta forma, aunque llueva podremos disfrutar de la cobertura de nuestro toldo. Bastante más cara que las anteriores, puede compensarte si haces mucha vida en tu terraza incluso en los meses fríos.

Si te decides por una tela de este tipo, ten en cuenta el tema de la caída del agua. Para evitar que en un momento dado pueda estancarse el agua de lluvia, tienes que asegurar una cierta inclinación del toldo que permita evacuarla.

Fuente: https://www.fotocasa.es/blog/hogar/decoracion/ideas-para-actualizar-terraza-cambia-tela-toldo/

Poco a poco, vamos entrando en la primavera, época en la que el sol pega de frente y no hay ningún tipo de protección al respecto. Sobre todo, en jardines y sitios que se encuentran completamente a la intemperie es donde son más propensos a recibir grandes dosis de rayos solares y por tanto, a incomodar la estancia de las personas que se encuentren en ese momento.

 Existen diversas soluciones para evitar que pasen los rayos del sol y poder mejorar la estancia, como son los toldos. En el mercado de la construcción y decoración de interiores podemos conseguir diversos toldos que nos pueden ayudar a solventar esos problemas. Sin embargo, algo que es muy común es que los toldos, sobre todo los fijos, tengan costes muy elevados. Es por ello que si deseas buscar un toldo más económico y eficaz en este post te hablaremos sobre las ventajas de los toldos vela para tu jardín.

Son más económicos que los toldos tradicionales

            Como mencionamos al principio del post, los toldos vela suelen ser muchísimos más accesibles y económicos que los toldos tradicionales y fijos; esto es debido al material con el que son fabricados (normalmente lona) y a la estructura que llevan. Un toldo tradicional que sea económico podemos conseguirlo a partir de los 95 euros (corriendo el riesgo de que no sea un toldo duradero), mientras que los toldos vela podemos conseguirlos a partir de los 24 euros.

Son sencillos de instalar

            Como los toldos vela suelen ser en un 90% de lona pura, no necesitan de una gran estructura para ser instalados; esto hace que los costes de instalación se aminoren y adicionalmente, que sean fácilmente montables y transportables a diversos lugares. Debido a esta cualidad puedes probar instalarlos en diversos espacios de tu hogar o incluso solamente para los eventos especiales en el exterior de tu jardín.

Su densa lona protege de los rayos UV

            Una de las mayores ventajas que nos pueden traer los toldos vela es que están diseñados con una lona especial formada de microfibras densas que protegen de la luz UV pero a su vez permiten el paso del aire. Por tanto, son livianas, evitan la acumulación de calor en el espacio y te protegen de los rayos UV que transmite el sol.

Se adaptan a cualquier espacio

            Con esto no nos referimos solamente a la cualidad que tienen de que son fácilmente transportables, sino que también se adaptan estéticamente a cualquier espacio. Desde hace unos años hasta el presente año cada vez son más los eventos al aire libre que han decidido implementar los famosos toldos vela; precisamente porque le aportan mucha elegancia a los eventos, sirven como material decorativo y a su vez protegen del sol.

Su estructura es muy segura

               La instalación de los toldos vela es sencilla y te asegura que se van a quedar fijos por el tiempo que lo necesites; es tan segura que incluso se pueden instalar sistemas de luz sobre los mismos toldos vela sin comprometer en ningún sentido a la estructura.

Fuente: https://www.diaridetarragona.com/trending/Ventajas-de-los-toldos-vela-para-exteriores-20190304-0007.html